FANDOM


El séptimo arte adquirió muy pronto carta de naturaleza en Alemania, que a partir de 1919 ase convirtió en una auténtica potencia cinematográfica. Ernst Lubitsch desarrolló la comedia y el género histórico. El expresionismo dio obras maestras como "El gabinete del Doctor Caligari", de Robert Wiene, "Nosferatu" y "Fausto" de Friedrich Wilhelm Plumpe conocido como Friedrich Wilhelm Murnau, "El Golem", de Paul Wegener o la primera película psicoanalítica, "Secretos de un alma", obra de Georg Wilhelm Pabst. Friedrich Christian Anton Lang conocido como Fritz Lang rodó la epopeya de "Los nibelungos" y la mítica "Metrópolis". Posteriormente los directores hallaron el filón de los temas de la vida cotidiana y perfeccionaron el cine mudo hasta cotas insospechadas. El cine sonoro vivió corta eclosión con obras imperecederas como "El ángel azul", de Josef von Sternberg, protagonizada por Marlene Dietrich, o "El testamento del Doctor Mabuse" y "M, el vampiro de Düsseldorf", de Fritz Lang. El acceso al poder de los nazis en 1933 empujó a los principales directores y actores a la emigración.

Las mejores producciones del cine alemán de la posguerra, entre cuyos directores destacan Wolfgang Staudte y Helmut Käutner, abordaron la problemática de la "hora cero" a partir de 1945 o exploraron destinos individuales en la Alemania nazi. A nivel internacional el cine alemán volvió a despertar el interés de los cinéfilos en la década de los Sesenta. El "joven cine alemán" fue sobre todo un cine de autor, cuyos principales representantes son: Volker Schlöndorff, Alexander Kluge, Werner Stipetic conocido como Werner Herzog, Edgar Reitz y Rainer Werner Maria Fassbinder. Entre los directores jóvenes destacan: Wilhelm Wim Ernst Wenders, Margarethe von Trotta y Doris Dörrie.